Seleccionar página

Los beneficios del melón durante el embarazo

El melón es una de las frutas que encantan a niños y mayores, tanto por su sabor como por sus grandes propiedades.

¿Sabías que consumir melón durante el embarazo aporta múltiples beneficios? Te los contamos todos en este post. 

Tanto el melón como sus pepitas tienen extraordinarias propiedades para el organismo, multitud de aportes para todos los públicos, pero también por supuesto para las embarazadas. El consumo de melón durante la gestación tiene importantes beneficios, tanto para la mamá como para el futuro bebé. 

Si hablamos de beneficios, tenemos que empezar hablando sobre el gran aporte de vitaminas y minerales esenciales que el consumo de melón durante el embarazo inyecta al organismo. Sin duda ayuda a la formación del feto. Es rico en ácido fólico, muy importante durante al menos los 3 o 4 primeros meses de embarazo. 

El ácido fólico reduce significativamente el riesgo de que un bebé tenga defectos del tubo neural

El melón contiene altos niveles de vitaminas, entre ellas la vitamina A, que ayuda a la formación de los pulmones y la vista del bebé. También la vitamina C, que previene la anemia y beta caroteno que aceleran la recuperación de la madre después del parto. 

¡El melón está muy rico y aporta al organismo un montón de vitaminas y minerales!

Durante el embarazo, el consumo de productos ricos en minerales también es muy importante. Ten en cuenta que el melón aporta potasio, magnesio hierro e incluso calcio. Recuerda que el consumo de calcio está muy recomendado en embarazadas durante todo el periodo de gestación. 

Al estar compuesto por un 90% de agua, el melón es una excelente opción para mantenerse hidratada durante todo el embarazo, sobre todo en verano, donde las temperaturas son más altas y existen más riesgos de sufrir un golpe de calor. ¡La hidratación es muy importante durante todo el embarazo! 

La fibra es otro de los puntos importantes a destacar. Muchas embarazadas tienden a sufrir de estreñimiento durante el embarazo, pero el consumo de melón puede ayudar a combatirlo. Al contener fibra, el melón funciona como un suave laxante natural. Notarás cómo mejora el tránsito intestinal. 

El consumo de melón previene la retención de líquidos

El consumo regular de melón durante el embarazo previene la retención de líquidos, algo también habitual en muchas embarazadas, es diurético y depurativo. Esto ayudará a eliminar muchas toxinas de tu cuerpo y a eliminar los derechos que tu organismo no quiere. 

El ácido fólico es una vitamina esencial durante el embarazo, ya que ayuda a prevenir algunas malformaciones congénitas durante el periodo de gestación. ¡El melón contiene buenos niveles de ácido fólico que ayudarán a tu bebé a crecer sano y fuerte! 

La citrulina, otro de los aminoácidos con los que cuenta el melón, está muy recomendado durante el embarazo ya que ayuda a fortalecer el sistema inmune y la cicatrización de heridas. Gracias a esto, podrás tener unas defensas fuertes durante todo el periodo de gestación. 

Por último, pero no menos importante, las semillas del melón son ricas en ácido omega-3, un ácido también muy indicado durante el embarazo. El omega-3 durante el embarazo ayuda a la coordinación motriz de los bebés y a su concentración. Además, las semillas puedes consumirlas de distintas formas: secas, tostadas, en ensalada…

Como puedes leer, el consumo de melón durante el embarazo aporta tanto a la mamá como al bebé múltiples beneficios de forma natural. Una opción sana y rica para las futuras mamás.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *